BLOG DEL CENTRO DE SALUD ORAL DOCTORA VERA - DENTALVERA

Vaya al Contenido

Estrés infantil y la Salud Bucal de nuestros hijos

DENTALVERA
Publicado de Jaime Vallejos · 19 Febrero 2020
Podemos pensar que la infancia es un universo feliz en el que no hay preocupaciones ni miedos, eso lamentablemente no siempre es así. Muchos niños viven una gran presión en su día a día. Cada vez hay más exigencias y compromisos en el colegio, actividades extraescolares… y casi no les queda tiempo para relajarse, jugar o simplemente no hacer nada. Este ritmo de vida puede acabar provocando estrés en los más pequeños y dejar huella en sus dientes y mandíbulas. Según la Sociedad Española de Estudios de Ansiedad y Estrés, existe un aumento preocupante del estrés entre los más pequeños, cifras que oscilan entre el 8% en la población infantil y el 20% en adolescentes. ¿Y qué tiene que ver esto con la boca de los niños? Pues mucho, ya que es una de las partes del cuerpo más sensibles al estrés y se ve afectada a diversos niveles.

El estrés es la respuesta del organismo ante todo aquello que se percibe como una amenaza o una demanda que no se puede satisfacer. Ante una situación de estrés mantenido o muy intenso se produce una fase de agotamiento y el organismo puede enfermar. La reacción del cuerpo es muy variada, pero la cavidad oral es una de las partes más sensibles al mismo. Y los niños tienen menos capacidad para gestionar este tipo de situaciones, por lo que puede afectarles en mayor medida.
Una de las primeras consecuencias del estrés en la salud bucodental de los niños es la enfermedad de las encías. La ansiedad puede provocar inflamación y sangrado en las encías, (gingivitis), provocando dolor al cepillarse y una mayor sensibilidad dentaria.

El estrés, también puede provocar la aparición de: las llagas, las aftas, los herpes labiales y también la aparición de hábitos como chuparse el dedo o succionar el labio inferior, lo que puede provocar maloclusiones dentales.

Otro ejemplo, es la alimentación compulsiva producto del estrés y generalmente suele ser rica en azúcares, con lo que aumenta el riesgo de caries. El estrés, también incrementa los niveles de cortisona, produciendo la disminución de saliva y el ph salival se hace más ácido, perjudicando el esmalte.
Un signo más conocido producto del estrés infantil, es el Bruxismo (rechinar los dientes). Si no se consigue parar a tiempo, puede acabar causando problemas como la pérdida del tejido de los dientes, la contractura de la musculatura facial o enfermedades de las encías.
Es importante detectar el estrés en los niños, ya que les provoca sufrimiento y puede afectar a su salud adulta. Pero a la vez es muy difícil, ya que ellos no saben cómo expresarlo. Las revisiones bucodentales pueden ayudar mucho. El dentista puede ser el que descubra posibles cuadros de estrés en niños al identificar patologías asociadas.
Además, la higiene dental de los niños y adolescentes es muy importante. Se deben cepillar los dientes de dos a tres veces al día de forma correcta.
No olvides acudir a tu dentista, hacer revisiones periódicas de tu hijo para el control de su salud bucodental.




Agende su cita:
Contacto

Citas:
C/ Pascasio Escoriaza, 11, Zaragoza
Tel.: +34 976 31 23 35
e-mail: csodoctoravera@dentalvera.es

Horario de atención:
Lunes a viernes,
de 09:00 a 13:00 hrs. y de 16:00 a 20:00 hrs.

Urgencias:
Tel.: +34 667 99 92 33
e-mail: urgencias@dentalvera.es
Dónde estamos:
Regreso al contenido